Huellas dactilares de Pedro Berroya al ser ingresado en la prisión de Bilbao el 23 de julio de 1938.

Huellas dactilares de Pedro Berroya al ser ingresado en la prisión de Bilbao el 23 de julio de 1938.

Huellas dactilares de Pedro Berroya al ser ingresado en la prisión de Bilbao el 23 de julio de 1938.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Ver
Privacidad